Comparte
Ir abajo
avatar
Admin
Mensajes : 1229
Fecha de inscripción : 04/11/2010
Ver perfil de usuariohttp://www.espacioeg.com

2002-11-24. [ ENTREVISTA ] Edith lleva su talento a EU

el 2010-11-21, 7:52 am

Edith lleva su talento a EU


Agencias Notimex

domingo 24 de nov, 2002


LOS ÁNGELES, E.U.- En México, Edith González goza muchos privilegios: tiene una carrera sólida, vive cómodamente, la gente la reconoce y trabajo no le falta. Bien podría pasar el resto de su vida en su país sin batallar.

La lista de personajes que ha interpretado es larga: desde una niña buena e inocente hasta la más descarada prostituta, pasando por la más dulce de las amantes. Sin embargo, todo eso no es suficiente para la artista que obtuvo reconocimiento mundial con su actuación en Corazón Salvaje. Ella quiere más.

Después de dar fin a su interpretación de Salomé en la telenovela homónima, la actriz se embarca ahora en una nueva odisea. Para ello ha pisado suelo estadounidense con su currículum en mano para presentarlo a influyentes personalidades del medio artístico anglosajón.

“Vine a conocer directores, productores y a concretar proyectos, ver opciones aquí en Los Ángeles, donde al final está todo. Aquí es Hollywood”, comenta.

Conquistar la Meca del cine no es precisamente la meta que se trae entre manos. A la actriz más bien le interesa extender fronteras como latina.

“Siento que los actores mexicanos estamos profundamente desaprovechados en Hollywood. Existen mercados que no hemos sabido aprovechar, y no me refiero a una cuestión económica, sino artística”.

“Creo que somos una gran fuerza, un gran mercado adormecido que no termina de explotar, a menos que seas cantante, porque ellos sí la han sabido hacer bien en el último tiempo”, manifiesta la actriz, que asegura ser reconocida en países tan distantes como Kenia y Rumania.

“Es maravilloso lo que podemos aportar los hispanos para dar a conocer nuestra cultura, pero hay que arriesgar”.

Eso es precisamente lo que hará. González asegura que no tiene ningún plan trazado a seguir y que simplemente se dejará llevar por su instinto, que espera le marque el camino correcto como lo ha hecho hasta ahora.

Buscar una oportunidad en Estados Unidos no fue una loca idea repentina; Edith hace años que venía pensando en esto.

De hecho, asegura que varias compañías estadounidenses la buscaron para realizar diferentes proyectos de teatro y cine, pero por una razón u otra éstos nunca se materializaron.

“Perdí una oportunidad por burra”, comenta. “Tenía la mesa puesta y lo menos que podía hacer era dar una buena impresión, pero me sentí chiquita al ver a destacados artistas en la audición”.

Después de eso, afirma, aprendió su lección y por eso ahora está dispuesta a arriesgar el todo por el todo.


Muy mexicana a pesar de sus rasgos



Es hija de padres mexicanos, mas no tiene un físico propiamente latino, ése que estamos acostumbrados a ver tanto en la pantalla chica como en la grande: el artista de piel morena, de cabello y ojos oscuros y de pequeña estatura.

Ella es todo lo contrario: de tez blanca, ojos azules y cabello claro. ¿Podría esto ayudarle a conseguir empleo con más rapidez? Probablemente sí, pero ella no niega sus raíces.

“Soy demasiado mexicana, traigo el nopal en el pecho a mucha honra”, expresa. “Se tienen que abrir las puertas para el estereotipo. Se tienen que dar cuenta que los latinos venimos ‘de todos sabores’, y se tiene que abrir la perspectiva de cómo nos tienen encuadrados. El mundo está cambiando y las minorías están tomando fuerza. Ahora los sajones no nos ven como una cultura, sino como una fuerza económica”.

A México nunca lo haría a un lado, porque “es mi centro, mi fuerza y lo llevo conmigo porque me alimenta. Jamás dejaría a un costado mis raíces por ir a otro lugar, me las llevo conmigo”.

Edith González ha sido de las pocas actrices mexicanas que ha logrado defender su talento evitando encasillarse en un mismo rol. En una ocasión interpretó a una niña virgen, mientras su siguiente papel fue el de una prostituta.

“Probablemente el próximo sea el de una monja”, comenta, logrando con esto que la gente la reconozca como Edith González y no como el personaje que interpreta en el momento.

“No ha sido fácil lograrlo, pero tampoco imposible”, dice. “Es bien difícil salir de eso. Tienes que tener los pantalones bien puestos para decir: ‘No lo acepto’. Llega un momento en que el público se cansa de verte haciendo lo mismo, aunque te responda”.

Por eso ella aceptó el estelar de la controversial pero popular obra de teatro Aventurera, donde exhibió más de su piel de lo que se había visto hasta el momento, pero donde también mostró otra faceta como artista: el canto.

Años atrás, uno de los deseos de la actriz era convertirse en una destacada cantante, incluso llegó a tener varias ofertas para realizarlo y hasta grabó una canción en el disco de la telenovela Corazón Salvaje, pero ahora ya no le interesa pasear por ese camino.

“Hubo pensamientos, pero eso ahora ya está muy quemado. Para mí ahora es el momento de hacer otras cosas”, opina.

¿Calendarios, por ejemplo? “¡No, que flojera!”, replica. “Me gusta la cámara, pero ése es un trabajo enorme. Yo no lo haría porque mi carrera tiene otra línea, no va sobre lo sexy, es más sensual”, manifestó.

Sin embargo, piensa que es una muy buena manera de promocionarse y aplaude a las chicas que lo hacen.

Esta actriz es una de las pocas artistas que mantiene su vida privada detrás de la puerta de su hogar. Su nombre no es sinónimo de controversia, y González está convencida de que su vida y sus problemas personales no le interesan al público.

“Para eso trabaja uno, para que la gente hable de tu trabajo. Yo no soy capaz de hablar de mi vida privada al público, porque cuando quieres hablar lo haces. El que quiere dar a conocer su vida lo está haciendo y cuando uno quiere guardar lo privado, también lo hace”, asegura.

Por eso mismo, no quiere dar ningún detalle de lo que ocurre en su vida personal, solamente confiesa que acaba de terminar una relación amorosa y que este cambio probablemente sea un nuevo comienzo para ella.

No tiene ninguna meta fija. Tampoco ambiciona nada porque eso “es más difícil de alcanzar”.

Es más impulsiva que metódica y prefiere vivir la vida día a día. Últimamente, su lema preferido es: “El cuerpo es un parque de diversiones”, por lo que se dedica “a satisfacerlo en todos los aspectos”.

¿Qué le deparará el futuro?, eso aún no lo sabe, pero de lo que sí está segura es de lo que quiere que la gente piense y diga sobre ella: “Edith González siempre lo intentó”.


Se muestra tal cual es



Edith González ha sido de las pocas actrices mexicanas que ha logrado defender su talento evitando encasillarse en un mismo rol.

Nombre completo: Edith González Fuentes

Feche de nacimiento: 10 de diciembre

Signo: Sagitario

Nacionalidad: mexicana

Estatura: 1.67 m

Color de ojos: azules

Cabello: rubio

-“Los insectos no me gustan, en especial las cucarachas. Algunos sí me agradan... digamos los grillos, las mariposas, las hormigas”.

-“Yo vivo en la esperanza de que haya un más allá. La única razón que justifica este absurdo que es la vida es el amor”.

-“El amor lo es todo. Para empezar. Mira, en la medida en que yo me ame a mí misma podré amar a los demás. Amo mucho a mi madre, a mi madrina, a mi hermano. Amo. Amo. Sí, amo a las plantas, a los animales, al aire que respiro, al sol que nos alumbra, y me siento amada por todo y por todos felizmente”.

-“El sexo es el sexo. Es nuestra parte animal. No hay que usarlo a lo animal. El ser humano tiene su alma. Yo creo en el alma”.

-“No soy lo que realmente desearía ser. ¿Quién en esta vida es lo que realmente desearía ser?”.

-“No me gusta esta sociedad. Me gustaría que este mundo fuera mejor para todos. Yo soy una trabajadora. Debo hacer mi trabajo lo mejor posible, pero la empresa a su vez debe ser más humana. Siento que este mundo, nosotros, debemos cambiar. Sobre todo prestar más atención a los niños”.

-“Me gusta mucho leer. Me estremecen los grandes escritores rusos anteriores a la época bolchevique: Dostoievski, León Tolstoy, Antón Chejov... No conozco otra generación de escritores que hay profundizado como ellos en el alma humana. También me conmovió la lectura de las novelas del noruego Kut Hamsun, el autor de Hambre, de Pan, Soñadores... y otros libros inolvidables. Me gusta leer. De los mexicanos me hace temblar Jaime Sabines. Es un gran poeta”.

-“Mi inicio en la actuación fue cuando tenía cinco años y me llevó mi mamá al estudio donde se transmitía Siempre en Domingo, de Raúl Velasco. Me llevó como público. Mientras seguíamos la transmisión del programa comenzaron a buscar a una niña entre el público para que hiciera un papel junto a don Rafael Baledón. La niña elegida fui yo. Aunque recuerdo que desde los dos años en el kinder, "actué" en una pieza llamada Caminito de la Escuela. Luego hice de "hormiguita" y más tarde de Blancanieves. La vocación ya venía conmigo”.

FUENTE: Notimex.
Volver arriba
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.