Comparte
Ver el tema anteriorIr abajoVer el tema siguiente
avatar
Admin
Mensajes : 1229
Fecha de inscripción : 04/11/2010
Ver perfil de usuariohttp://www.espacioeg.com

2008-10-16: Una historia como hay muchas en México

el 2011-01-30, 8:58 pm
El ombligo de Venus

Edith González Fuentes
El Universal

16 de octubre de 2008

Una historia como hay muchas en México


Felipe y su esposa Rosa laboraron por años y años; se abrieron camino con ahínco y determinación. Gente honrada y trabajadora como florecen millones de mexicanos por aquí y por allá. Él en su corporación “Ángeles Verdes”. Una especial alegría sentía uno cuando Felipe narraba la oportunidad que había tenido para ayudar y servir

Un buen día se sintió cansado, decidió gozar de su pensión ante la oportunidad de hacerlo con retiro voluntario (incluye recompensa económica).

Rosa ganó el pan con el sudor de su frente en una fábrica de ropa, y como una de las múltiples y anónimas heroínas del país, cuida de su hogar, educó a sus tres hijas y ahora ve por sus nietos; todo al mismo tiempo, y todavía tiene el arrojo de regalarnos con una sonrisa.

El TLC, junto con las políticas públicas desfavorables para la mediana y pequeña empresa, sofocaron a tal grado “su” fuente de empleo, que callaron a las máquinas y a ella le dieron “su dinerito”.

Tristes, aunque esperanzados en un nuevo futuro, decidieron —con los ahorros de ella— acabar de construir su casa.

Felipe se presentó en la sucursal bancaria y sacó una considerable cantidad a fin de poder pagar en efectivo lo necesario para cumplir con su anhelo.

Una siniestra silueta lo pilló unos días después. Lejos de su casa, Reforma y Bucareli, lo encañonaron, se lo llevaron a un billar por las calles de Lázaro Cárdenas. Ahí lo torturaron y se fueron para la casa de Felipe, entraron a su morada y amenazaron de muerte a Rosa, a una de sus hijas y a sus nietas. Él les entregó parte de su patrimonio. Por fortuna su familia salió ilesa.

Con valor, ese valor que nos piden, denunció el hecho. En el Ministerio Público, con desdén le dijeron que estaba falseando su declaración por lo que podían encerrarlo. Con impotencia contenida optó por retirarse ¿Y la investigación? En el Tlatayapan, ahí donde las cosas se queman.

Rosa y Felipe, por fortuna, al contar con la sabiduría del anciano, se sobrepusieron. Sus nietos no creen en nadie ni en nada.

Los rateros, impunes, gozan de la vida. Rosa y Felipe, como tantos otros mexicanos sin fama e influencias, tienen que esperar para que alguien importante padezca una situación similar a fin de que en menos de lo que “canta un gallo” se haga justicia.

EL 8 DE OCTUBRE SE PUBLICA en EL UNIVERSAL una carta de Salcido Beltrán con relación a los trágicos acontecimientos del 2 de octubre del 68, en la cual afirma “Gracias a que el batallón de Fusileros Paracaidistas de la Fuerza Aérea Mexicana fue el seleccionado a tomar por asalto la plaza aquella tarde, no resultó una tragedia mayor a lo que aconteció. Esto lo aseguro yo, que lo viví en carne propia.” Además cuenta que un militar de apellido Bustillos prefirió ser degradado a participar en el asesinato. Un deber moral e histórico tiene en sus manos Salcido Beltrán: dar a conocer con pruebas y a detalle lo que vivió.

UN TRITÓN DE LA COMUNICACIÓN, con cabal salud, cumple 92 años. Que el júbilo del equipo de trabajo y los lectores de EL UNIVERSAL se prolongue por siempre.

UN BREVE PARPADEO: mi tía Mirtocleya no sólo participó y fue herida durante el movimiento del 68. En la Wilfrido Masseu del IPN acaban de homenajearla, ya que fue la primera mujer titulada en esa institución. Sólo para que la admitieran como alumna tuvo que pasar un largo calvario.

Fuente: El Universal - Columnas
Ver el tema anteriorVolver arribaVer el tema siguiente
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.